Albóndigas de bacalao con salsa piquillo

Albóndigas de bacalao con salsa de piquillo

La semana pasada haciendo pruebas con un poco de bacalao congelado que tenía, salieron unas albóndigas de bacalao con salsa de piquillos brutales.

Un plato riquísimo que me parece una idea estupenda para cualquier cena o comida entre semana.

La mejor parte de estas albóndigas de bacalao es que son para todos los públicos, te guste o no te guste el pescado. Si tienes a alguien en casa que no es muy amante del pescado prueba esta receta, verás cómo le sorprende.

Unas albondigas jugosas con una salsa de piquillos que nunca falla. Sin duda una manera diferente de comer pescado.

Albóndigas de bacalao con salsa piquillo

¿Pescado fresco o congelado?

Puedes usar tanto fresco como congelado pero personalmente creo que esta es una receta para usar pescado congelado. Si has traído un poco de merluza un día y ha sobrado un trozo pues lo congelas. Esta receta me parece perfecta para usar esos trocitos de pescado que sobran y no dan para un plato por separado.

Pues se hacen unas albóndigas bien ricas 🙂

Albóndigas de bacalao con salsa piquillo

¿Bacalao o Merluza?

Sin duda queda muy rico con cualquiera de ellos. Yo usaría bacalao si quieres un sabor más suave y merluza si te gusta el pescado. O mezclar ambos como hice yo por usar los trozos que tenía en el congelador.

Espero que te animes con esta receta que de verdad queda riquísima.

No te olvides de dejar un comentario en la parte de abajo de la receta 🙂

Albóndigas de bacalao con salsa piquillo

Recipe by Enara ParraCourse: PrincipalCuisine: MediterraneaDifficulty: Fácil
Raciones

4

raciones
Tiempo Pre

15

minutes
Tiempo Cocinar

25

minutes

Ingredientes

  • Albóndigas
  • 400 g filete de bacalao

  • 4 cucharadas de aceite de oliva

  • ½ cebolla picada

  • 2 dientes de ajo picados

  • 1 huevo

  • 2 cucharadas de perejil picado

  • 4 cucharadas de pan rallado

  • Sal y pimienta

  • ½ taza de harina

  • Salsa
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

  • ½ cebolla picada

  • 2 dientes de ajo picados

  • 1 zanahoria en rodajas

  • ¼ calabacín picado

  • ½ puerro picado

  • 2 pimientos del piquillo

  • 400 ml de caldo de pescado

  • 30 ml de vino blanco

Procedimiento

  • Salsa
  • Pon a calentar 2 cucharadas de aceite de oliva en una sartén grande o cazuela baja. Fuego medio-alto. Añade la cebolla, los ajos, el calabacín y el puerro. Añade sal y rehoga unos 4 minutos.
  • Agrega los pimientos del piquillo (enteros o en trozos) y el vino blanco. Deja que el vino se evapore unos 2 minutos a fuego fuerte.
  • Incorpora el caldo de pescado, pon la tapa y deja que hierva a fuego bajo unos 15-20 minutos.
  • Albóndigas
  • En una sartén mediana pon a calentar 2 cucharadas de aceite. Fuego medio. Pocha la cebolla y el ajo unos 5 minutos. Añade un poco de sal para que se cocine.
  • Si el filete de bacalao no está limpio, quítale la piel y las espinas. Pícalo muy bien.
  • En un bol grande coloca el pescado picadito, el perejil, el pan rallado, el huevo, la sal, la pimienta y la cebolla y ajo doraditos. Mezcla con las manos o un tenedor hasta que esté todo muy mezclado.Albóndigas de bacalao con salsa piquillo
  • Coge 2 cucharaditas de la mezcla cada vez y forma bolas con la ayuda de las manos.
  • Pasa todas las bolas por la harina.
  • En este momento seguramente la salsa está lista. Coloca todo en el vaso de la batidora y bate todo muy bien hasta conseguir una mezcla homogénea y muy cremosita. Pasa la salsa a la misma sartén o cazuela. Fuego al mínimo.
  • Pon a calentar 2 cucharadas de aceite en la sartén mediana donde has dorado el ajo y la cebolla. Fuego medio-alto.
  • Dora las albóndigas por tandas. Ve dándole vueltas para que se doren y sellen por todos los lados.
  • Cuando estén doraditas ve pasándolas a la salsa.
  • Cuando tengas todas las albóndigas en la salsa, coloca la tapa y cocina unos 15 minutos a fuego bajo pero que haga chup-chup la salsa.
  • ¡A disfrutar!

Notes

  • Conservar: Las puedes guardar en la nevera unos 3 días en un recipiente bien cerrado.
  • Congelar: No he probado a congelar las albóndigas con la salsa pero creo que podría congelarse perfectamente.

Si quieres más ideas de platos principales aquí un poco más.

La cazuela de cerámica que uso para cocinar este tipo de platos es esta. Además que cuando preparaba esta receta rompí la cazuela y es la que me he comprado nueva 🙂


Esta publicación contiene enlaces de afiliados.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*